Jengibre, su poder.

¿Conoces el jengibre? 

Su raíz la puedes encontrar en las fruterías pero lo desconocido de esta raíz es su gran poder, mis amigas me han oído muchas veces recomendarla, sobre todo en invierno, pero tiene otras propiedades que hoy me gustaría contaros.

Primero contaros que el jengibre es una raíz oriental que se conoce por sus propiedades medicinales, actúa como antiinflamatorio natural, antiespasmódico, antiséptico, antiviral, expectorante y anticoagulante, por ello es usada para tratar enfermedades de tipo circulatorio, respiratorio, artrosis o problemas digestivos.

Usada como condimento da un toque picante a los alimentos.

Si necesitas bajar peso o simplemente eres de esas personas que tienden a coger peso, el jengibre es tu aliado ideal, ya que es regulador de metabolismo, aumentando su velocidad, proporcionando sensación de saciedad y facilitando la absorción de los nutrientes. Para ello te recomiendo tomar un te de jengibre en ayunas media hora antes de desayunar y otro a la noche antes de acostarte, prepara el te con una cucharadita de canela en polvo, el zumo de medio limón, una cucharadita de miel y un trozo pequeño de jengibre. 


Reduce el dolor de las articulaciones por su poder analgésico y antiinflamatorio, preparando compresas a nivel local con infusiones, y tomando te de jengibre.

Es ideal en invierno porque acaba con los síntomas de la gripe, la congestión, el dolor de cabeza, de garganta y el malestar general.  A nivel preventivo si eres de esas personas que pillas todos los virus te recomiendo incluirlo en tu día a día, verás como este invierno no es como los otros.

Si padeces mareos o vértigos, y las nauseas que a ellos acompañan sentirás alivio si consumes jengibre.

Mejora el sistema respiratorio, si eres fumador, no hay mejor depurativo que esta raíz, lo mejor es que dejes esta adicción, pero si no esta raíz mejorará tu aparato respiratorio. Su poder expectorante elimina las flemas, es apropiado para procesos catarrales, bronquiales, asma o alergias respiratorias.

Además se le atribuyen propiedades anticancerigenas y antioxidantes.

Puedes aprovechar todos sus beneficios masticando un trocito, usándolo como condimento, añadiéndolo a purés, zumos, o preparado en te.


Hacer un te de jengibre es muy sencillo, ya puedes encontrar en herbolarios bolsitas preparadas, pero es muy fácil hacerlo en casa, solo necesitas medio litro de agua, una raíz mediana de jengibre, una cucharada de miel y unas gotas de limón. Pon el agua a hervir y cuando llegue a su punto de ebullición añade la raíz de jengibre en trocitos, y deja hervir otros 10 min. Cuela y añade la miel y el limón.

Agradecería para mejorar el contenido del blog que dejes un comentario indicando si este post te ha sido de utilidad o por el contrario no ha sido así, CON TODA SINCERIDAD. Asimismo comenta cualquier cosa que te parezca interesante señalar o compartir.



_________________________________________________________________________________

Si te ha gustado esta entrada y quieres venir a conocernos, estamos en Carabanchel, C/ Tucán 7,
<M> Vistalegre. Somos especialistas en reflexología podal, masaje antiestrés, masaje Kobido, acupuntura, auriculoterapia, y otros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestras Emociones a través de nuestros pies

Beneficios del masaje Kobido.

Alimentos tóxicos.