Masaje antiestres

El masaje es una técnica antigua ya conocida entre los egipcios y los romanos.
Se conocía desde hace unos 3.000 años en Egipto, India, China, Tibet y Japón en donde constituye el fundamento de la medicina tradicional.


 Pero podemos decir que es tan antiguo como el hombre y los animales: es el primer contacto del bebe con su madre, la mano que acaricia o se frota instintivamente para aliviar el dolor, el cachorro al que lame su madre la  pata herida, etc. 
En Grecia se practicaba para alargar la vida a los pacientes de edad avanzada y se extendió a ambientes deportivos y guerreros.

En Roma, Julio Cesar recibía masaje todos los días para aliviar su neuralgia. Mención aparte las “imposiciones de manos” presentes en la mayoría de los ritos.

En la Edad Media pasó a un segundo plano.

En el Renacimiento las prácticas higiénicas y preventivas vuelven a renacer. En Inglaterra, María Estuardo fue salvada del Tifus (1566) gracias al masaje (tras haber sido anunciada oficialmente muerta). Las técnicas del masaje fueron avanzando ayudadas por dos campos: medicina y deporte.

En el siglo  XVIII, Messmer se apoyó en el masaje para su técnicas curativas a través del magnetismo.

En el siglo XIX, con el auge de la medicina natural en Alemania y Centroeuropa se confirma como técnica auxiliar a otros tratamientos.

 A finales de siglo, se desarrollaron en Suecia las grandes escuelas. El “masaje sueco”, es el resumen de toda una gama de técnicas inspiradas en los masajes tradicionales de la antigua China, Grecia, Roma y Egipto.

El puritanismo de la época victoriana abocó al masaje a la terapéutica y a la relación amorosa.

 Hoy en día, el estilo de vida que llevamos nos ha llevado a acercarnos de nuevo a esta técnica, a buscar sus beneficios para la salud integral.

Con el masaje de manera natural se pueden aliviar de nuestro organismo, estrés o hipertensión provocados por el ritmo de vida que vivimos, estados de cansancio, o melancolía, sentimientos que nos oprimen y provocan afecciones en nosotros, como dolores de estomago, insomnio, etc., y todo ello sin recurrir a medicamentos.

El masaje sensitivo se basa en la importancia del tacto, en la cualidad de sentir y en la importancia de la unión cuerpo-mente, el masaje es un modo para reencontrar la libertad, es un intercambio entre el terapeuta y el paciente, dando lugar a la eliminación de tensiones, deshacer nudos psicosomáticos que la vida diaria nos crea, eliminación de toxinas, dolores difusos, agarrotamientos o fatiga.
Es un masaje suave y armónico, que combina movimientos largos, circulares y envolventes, incorporando estiramientos y balanceos que integran la totalidad del ser, con las cualidades sanadoras del tacto. Es beneficioso para liberar el estrés y la tensión física generada por procesos psicosomáticos. También aumenta la sensibilidad y la consciencia cuerpo-mente, abriendo el espacio vital a una dimensión pletórica de paz y de bienestar.

Con suaves movimientos, vamos a lograr una sensación integradora del cuerpo y mente, que va a favorecer la liberación de tensiones tanto física, como mentales y emocionales.

Los beneficios emocionales del masaje : alivio de ansiedad, ofrece una relación de confianza y seguridad, estimula la liberación de endorfinas, las cuales alivian el dolor y produce una sensación de bienestar.

Los beneficios físicos: descontractura y relaja los músculos, ya que aumenta la circulación de la sangre, eliminando las toxinas acumuladas en el torrente sanguíneo. A nivel del aparato circulatorio, reduce el ritmo cardíaco y disminuye la presión sanguínea. Alivia los dolores, la circulación de la sangre se activa llegando los nutrientes y el oxígeno mejor a todo el cuerpo, facilitando que se mejoren procesos de cicatrización, o de inflamación. La piel se vuelve más tersa y suave, en el aparato digestivo aumentan las segregaciones gástricas, mejorando los problemas estomacales e intestinales, fortalece el sistema inmunológico porque mejora la circulación sanguínea, facilitando la desintoxicación del organismo. El cuerpo se hace más resistente a enfermedades en general de tipo físico o emocional.

Beneficios a nivel energético este masaje, ayuda a equilibrar la energía que poseemos, que en exceso nos provoca un desgaste prematuro, pero por el contrario si falta producirá enfriamiento. Recorriendo los doce meridiano de acupuntura este masaje conseguirá su equilibrio en el cuerpo.

¿En qué casos debe evitarse?

Siempre que exista fiebre, inflamaciones, fracturas, problemas cardíacos, tumores, etc., consulta antes al terapeuta si tienes duda de tu caso.

¿Qué aceites usamos?

Aceites esenciales preparados para masajes de manzanilla (calmante y relajante, ayuda a hacer la digestión y mejora la irritabilidad), incienso (muy relajante y de aroma muy agradable), y lavanda (gran efecto relajante). 

¿Te animas? Pide tu cita, te estamos esperando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario