viernes, 7 de febrero de 2014

Tomar el sol, tomar vitamina D



La exposición al sol de forma moderada es necesaria para conseguir la cantidad de vitamina D que requiere nuestro organismo.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio, que junto al fósforo son dos minerales esenciales para la formación correcta de los huesos.

Durante toda la niñez, el cuerpo utiliza estos minerales para producir los huesos, su falta puede llevar a osteoporosis en adultos o raquitismo en niños.

Se le atribuyen otros beneficios como prevenir el cáncer, la enfermedad cardiovascular, la diabetes, la mejora de la respuesta inmunitaria, aunque hasta ahora hay poca investigación al respeto.

El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. La mayoría de las personas satisfacemos la necesidad de esta vitamina tomando el sol, aunque también a través de la nutrición se puede satisface esta necesidad.




Los pescados grasos (atún, salmón y caballa) están entre las mejores fuentes de vitamina D. 
El hígado de res, el queso y las yemas de los huevos suministran pequeñas cantidades. 
Los champiñones proporcionan algo de vitamina D.
La vitamina D se le agrega a muchos cereales para el desayuno y a algunas marcas de bebidas de soya, jugo de naranja, yogur y la margarina.

Pero también hay que tomar precauciones porque demasiada vitamina D puede hacer que los intestinos absorban demasiado calcio, y puede provocar niveles altos de calcio en la sangre y producir :  
  • Depósitos de este mineral en los tejidos blandos como el corazón y los pulmones.
  • Confusión y desorientación.
  • Daño a los riñones.
  • Cálculos renales.
  • Náuseas, vómitos, estreñimiento, inapetencia, debilidad y pérdida de peso.

Nuestro consejo es que tomes el sol con protección de 10 a 15 minutos tres veces en semana,  sal a pasear y consume alimentos que la contengan, exiten suplementos para aquellas personas que los necesitan pero no deberían de consumirse sin prescripción médica.

Imagen: Estudio "La evidencia cientifica sobre el papel de yogurt y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española"  de FESNAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Están preparadas tus defensas para el invierno?

La vuelta al cole, al trabajo, al gimnasio, en definitiva a la rutina después del verano, conlleva un esfuerzo importante para nuestro org...