miércoles, 23 de marzo de 2016

El poder terapéutico de las especias.


El artículo de hoy se lo dedico a las especias y hierbas aromáticas, en otras ocasiones os he hablado de ajo, la cúrcuma o el jengibre en particular, hoy quiero recordaros que además de aportarnos sabor a nuestros platos sin añadir sodio, tienen una capacidad terapéutica que no es de ignorar.

Me centraré en las más comunes y que seguro que tenemos todos en nuestra cocina y si no espero que a partir de la lectura de este artículo las añadáis a vuestra lista de la compra.

Empezaré con el laurel, seguro que lo usas con tus pastas y tus guisos habitualmente, pero ¿sabías en infusión alivia las molestias de estomago (gases, retortijones), mejoran la digestión y alivian los dolores renales? Además favorece la expulsión de mucosidad en caso de bronquitis o sinusitis, regula la menstruación y además evita la retención de líquidos. 
Para preparar esta infusión pon agua a hervir, añade dos o tres hojas por taza, deja reposar 15 minutos y sirve, puedes  añadirle estevia o miel, para aliviar molestias estomacales es mejor tomarla después de las comidas.

El perejil, el de Arguiñano, el de las abuelas, tiene muchas propiedades terapéuticas que no conoce mucha gente, por ejemplo, limpia los riñones, es muy diurética, mejora la tensión alta y la osteoporosis. Si padeces anemia, cansancio o debilidad, te será muy útil por su alto contenido en hierro. Tomada en infusión antes de las comidas facilita la digestión. Machacado y usado como cataplasma, es un anestésico y antiinflamatorio para zonas golpeadas.  Además es un gran antioxidante fortaleciendo cabello, piel y uñas.
Lo podemos comer crudo en ensaladas, en batidos, infusiones o guisos.

El comino, es una especia muy usada por los árabes, que tiene grandes propiedades curativas, ayuda en los problemas gástricos (hinchazón, gases, digestiones lentas o mal aliento), es además diurético y gran aliado para diabéticos porque regula el nivel de glucosa en sangre.

La canela, aparte de su gran poder aromático tiene innumerables propiedades, contiene vitamina C, B1, hierro, potasio, calcio y fosforo, solo por eso ya es un gran aliado para una dieta saludable.
Está indicada especialmente para personas con tensión baja porque la eleva, purifica la sangre, reduce  los niveles de azúcar en sangre, también favorece las digestiones, estimula el apetito. Tiene tanta capacidad antioxidante como el vino tinto. Refuerza el sistema inmunitario, relaja y calma la actividad mental. Embarazadas, hipertensos deben evitar el consumo de canela.

El cardamomo, no es muy conocida, proviene de la India, tiene un sabor picante y muy estimulante, usado
en sopas, arroces, currys o licores, su poder terapéutico no es de desmerecer, ayuda a expulsar mucosidad, mejora el funcionamiento del aparato digestivo, alivia la acidez, el ardor y el mal aliento. Puedes preparar una infusión con agua hirviendo, a la que añadimos semillas recién machacadas, dejar reposar quince minutos y colar.

El anís estrellado, conocido sobre todo por su alivio de procesos estomacales y carminativos, pero además es diurético, reduce la fiebre, limpia la sangre, ayuda a eliminar mucosidad y refuerza el funcionamiento del hígado, del riñón y del útero. Se suele utilizar en infusión, para hacerlo toma 2 anises estrellados por taza de agua hirviendo y deja reposar 10 minutos, puedes tomar de 2 a 3 tazas al día después de las comidas. No excederse de la dosis recomendada ya que puede intoxicar el sistema nervioso y provocar convulsiones. Un dato interesante es que es el principal compuesto de un antiviral llamado Tamiflu.

El ajo destaca por estar en nuestras cocinas y sus grandes beneficios, es muy rico en vitamina C, B6 y manganeso; reduce la hipertensión, mejora el colesterol, favorece la digestión, mejora el estreñimiento y elimina los parásitos intestinales, alivia problemas de reuma, ciática o gota, por su poder antioxidante previene el Alzheimer y la demencia, refuerza el sistema inmunitario, es un gran antibiótico natural. Úsalo en todos tus guisos para prevenir, tomar uno o dos con las comidas es lo aconsejado para conseguir sus efectos. ¿Conoces la cura tibetana del ajo

La cúrcuma, es otra de las reinas de la cocina, entre sus múltiples beneficios se encuentran que es un gran antiinflamatorio, elimina parásitos intestinales, gran antibiótico natural, fortalece el hígado reduciendo el colesterol, aplicada externamente alivia problemas de piel (acné, psoriasis, dermatitis), ayuda en los procesos de gastritis, úlceras y colón irritable, por su poder antioxidante reduce el efecto de los radicales libres, ralentizando el envejecimiento. Si deseas ampliar la información sobre esta gran especia date una vuelta por este otro artículo del blog.

El jengibre, poderosa raíz, picante, tiene grandes virtudes, como que es anticoagulante, protege contra el infarto, reduce la tensión alta, debería ser un aliado de los enfermos coronarios, mejora el metabolismo de las grasas, por lo que es recomendable en dietas de adelgazamiento, cuida el sistema digestivo de parásitos y bacterias, eficaz para tratamiento de afecciones respiratorias, etc. Puedes usarlo fresco, en polvo, desecado, en jarabes, infusiones, etc. Si quieres conocer más sobre esta poderosa raiz, te invito a leer este artículo de archivo.

Como habéis podido leer, tenemos una farmacia en nuestra cocina que la naturaleza nos proporciona, usarla para prevenir que ante todo vivir es salud. 

Deseo que esta información os haya sido útil y si así lo consideráis os invito a compartirla. ¡¡Saludos!!

_________________________________________________________________________________

Si te ha gustado esta entrada y quieres venir a conocernos, estamos en Carabanchel, C/ Tucán 7. Somos especialistas en reflexología podal, masaje antiestrés, masaje Kobido, acupuntura, auriculoterapia, y otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Están preparadas tus defensas para el invierno?

La vuelta al cole, al trabajo, al gimnasio, en definitiva a la rutina después del verano, conlleva un esfuerzo importante para nuestro org...