Cómo tratar la infección urinaria de forma natural

La infección urinaria es muy común, sobre todo en las mujeres debido a que la uretra es más corta en las mujeres
Los síntomas de una infección urinaria son muy molestos y  se manifiestan como ardor al orinar, frecuencia, color turbio de la orina, olor fuerte y sensación de una vejiga llena.

Los microorganismos causantes de ella son bacterias, hongos, virus y parásitos, la bacteria Escheriachia coli en el tracto urinario es la causa más común ya que a pesar de ser una bacteria propia del aparato digestivo, se encuentra presente en el  80% de los casos de infección de orina.

Su detección se realiza por el médico y el tratamiento consistirá en antibióticos o antivirales así como la realización de hábitos higiénicos adecuados. 

Lo normal es que con el tratamiento la infección sea superada sin problemas, sin embargo hay personas que las sufren de forma continuada porque las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos, disminuye la flora intestinal y por tanto  su capacidad de defensa y por ello su capacidad de autocuración.

Si sufres mas de tres infecciones de este tipo al año, es indicativo de de que es crónica o recurrente, cuando el tratamiento farmacológico no consigue erradicarlas del todo la prevención será el mejor aliado, llevar una alimentación saludable, medidas higiénicas, y corregir hábitos dietéticos, etc., son muy importantes.

Tras el diagnóstico del profesional, el naturópata puede orientarle para evitar de forma natural futuras infecciones.

La pautas variaran en función de la persona, dado que la mayoría de los casos son mujeres, las recomendaciones serían:
  • Evitar el uso de lubricantes con monoxynol 9, un compuesto que altera la flora protectora del organismo y varias investigaciones han demostrado su implicación en las infecciones urinarias y
  • Orinar después de tener relaciones sexuales, ya que estas  aumentan el riesgo de contaminación hacia la uretra.
  • Beber mucha agua y tomar alimentos con mucha agua (frutas y verduras).
  • Tomar infusiones o complementos diuréticos (cola de caballo, barbas de maíz, diente de león, alcachofa, ortosifón,  etc.) que favorecen la producción de orina y la eliminación de las bacterias.
  • Consumo habitual de arándano rojo, si es posible natural si no en los herbolarios se pueden encontrar capsulas o jarabes, ya que impide que bacterias como la E.Coli se adhiera al tracto urinario. Últimamente hay en el mercado jarabes de arándano, en mi opinión no creo que sean la solución más sana, por su alto contenido de azúcar. Hay que tener en cuenta que si tienes cálculos de riñón o se está tomando algún medicamento anticoagulante no debe consumirse.
  • Comer espárragos, ya que son  purificadores de las vías urinarias y ayudan a curar las infecciones  urinarias.
  • En verano disfrutad de la sandía que limpia las vías urinarias, por sí sola no cura, pero ayuda en la prevención.
  • Evitar los baños y sustituirlos por duchas, evitar los jabones o sprays  de higiene íntima, o con perfumes, lo más recomendable son los lavados con agua con bicarbonato, también puedes añadir unas gotas de aceite de árbol de te que es un excelente antiséptico.

La mayoría de las veces el sistema inmunitario está bajo y hay que reforzarlo, lo que implica reducir el consumo de grasas saturadas, realizar actividades relajantes (yoga, pilates, tai chi), mantener hábitos de vida saludables (dieta, ejercicio, no fumar, evitar el abuso de alcohol o bebidas excitantes), consumir alimentos ricos en carotenos (arándanos, fresas, zanahorias, tomates, espinacas, grelos, naranjas, orejones, etc ).

Otras terapias como la reflexología podal o la acupuntura también pueden ayudar a resolver esta afección.

Lo más importante es que si padecéis alguna infección no debéis dejar de acudir al médico a tratarla y una vez solucionada tomar medidas para prevenir la recaída.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestras Emociones a través de nuestros pies

Beneficios del masaje Kobido.

Alimentos tóxicos.