sábado, 19 de octubre de 2013

Día del cáncer de mama

Hoy 19 de octubre de 2013 es el día internacional del cáncer de mama, por ello escribo esta reseña sobre dicha enfermedad y la acupuntura.

Con él quiero ayudar a dar a conocer esta terapia como complemento al tratamiento convencional. Mi deseo es ayudar a cuantas más personas mejor y sobre todo a todas aquellas  que están luchando por superar esta enfermedad.

La acupuntura ha demostrado ser eficaz en el control de efectos secundarios  tales como: sofocos, sudores nocturnos y excesiva sudoración, asociados al tratamiento del cáncer de mama y no los  posee efectos secundarios que provocan los medicamentos, según un estudio del Hospital Henry Ford en Detroit.

El estudio realizado por la Dra.Eleanor M.Walker (directora de oncología y radiación de mama del hospital Henry Ford en Detroit) fue presentado en la reunión anual de la American Society for Therapeutic Radiology and Oncology (Sociedad Americana de Radiología Terapéutica y Oncología)en Boston (EEUU). Lleva por nombre “Acupuncture versus Venlafaxine for the Management of Vasomotor Symptoms in Hormone Receptor Positive Breast Cancer Patients: A Randomized Controlled Trial.” Journal of Clinical Oncology.

La investigación mostró que existen beneficios adicionales del tratamiento con acupuntura para los pacientes con cáncer de mama como mayor sensación de bienestar, más energía y en algunos casos mayor deseo sexual, que no experimentaban los pacientes que seguían un tratamiento farmacológico para los sofocos.

Según explica la Dra. Eleanor Walker, “nuestro estudio muestra que los médicos y pacientes tienen una terapia adicional para algo que afecta a la mayoría de supervivientes de cáncer de mama y que tiene beneficios en vez de más efectos secundarios”.

La reducción en los sofocos dura más tiempo en los pacientes de cáncer de mama después de completar su tratamiento de acupuntura en comparación con los pacientes que terminan de tomar los fármacos.

El 80 por ciento de las mujeres tratadas por cáncer de mama sufren de sofocos después de recibir quimioterapia u hormonas anti-estrógeno como el tamoxifeno y el arimidex. Aunque el reemplazo hormonal se ha utilizado para mejorar estos síntomas, las pacientes de cáncer de mama no pueden utilizar esta terapia debido a que podría aumentar el riesgo de recurrencia del cáncer. Como tratamiento alternativo, estas pacientes suelen ser tratadas con esteroides o fármacos antidepresivos, como Effexor (Venlafaxina),  fármacos que tienen como efectos secundarios el aumento de peso, nauseas, estreñimiento o fatiga.

Después de 12 semanas de tratamiento, los síntomas se redujeron durante 15 semanas más en las mujeres que se trataron con acupuntura frente a las 2 semanas más de las pacientes tratadas con venlafaxina. 

Después de 12 semanas de tratamiento, los síntomas se redujeron durante 15 semanas más en las mujeres que se trataron con acupuntura frente a las 2 semanas más de las pacientes tratadas con venlafaxina.

Las pacientes tratadas con acupuntura no sufrieron efectos secundarios pero informaron tener más energía, sensación general de bienestar y deseo sexual.

Las pacientes tratadas con venlafaxina sufrieron efectos secundarios como náuseas, cefaleas, insomnio, mareos, hipertensión, fatiga y ansiedad.

En el estudio participaron 47 pacientes de cáncer de mama en tratamiento con terapia hormonal anti-estrógeno (Tamoxifeno, Arimidex) y que tenían al menos 14 sofocos por semana.

Los resultados muestran que la acupuntura reduce los sofocos de forma tan eficaz como la venlafaxina, sin efectos secundarios, y que también proporciona beneficios adicionales para la salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Están preparadas tus defensas para el invierno?

La vuelta al cole, al trabajo, al gimnasio, en definitiva a la rutina después del verano, conlleva un esfuerzo importante para nuestro org...