domingo, 4 de junio de 2017

Dupuytren. Tratamiento natural.

La enfermedad de Dupuytren fue descubierta por el cirujano francés Guillaume Dupuytren (1777-1835) y descrita por él, razón por la cual, se la conoce por su nombre.
La enfermedad de Dupuytren o contractura de Dupuytren  es una fibrosis en la fascia palmar. Su origen se desconoce, provoca el cierre progresivo de la mano por retracción de la aponeurosis palmar superficial (tejido que hay entre la piel y los tendones flexores). La retracción de la aponeurosis palmar y sus prolongaciones digitales van formando nódulos y cuerdas fácilmente palpables que cierran lenta pero progresivamente la mano. Generalmente los dedos involucrados son el meñique y el anular, pero todos pueden verse afectados cualquiera de los dedos.
No se conocen aún las causas que la producen, ni hay ningún tratamiento que pueda corregirlas salvo el quirúrgico.
Esta enfermedad va asociada a la historia familiar, diabetes, enfermedad hepática, alcoholismo, epilepsia, tuberculosis pulmonar, son también factores a tener en cuenta.
Se ha encontrado correlación entre esta enfermedad con el tabaquismo, la diabetes, los problemas de tiroides, la epilepsia, el alcoholismo y la enfermedad hepática.
Existen teorías acerca de que esta afección pueda ser causada por trauma físico, como en las labores manuales u otras sobreexigencia de las manos. Sin embargo, plantea dudas el hecho de que esta contractura no se presente siempre en la mano de uso dominante.
El caso es que llegó a mí una persona con esta afección, y a petición suya me animo a exponer su caso, llegó sin poder abrir la mano afectada, en este caso no es la dominante, la izquierda, sobre todo los dedos corazón, anular y meñique.
Tras sesiones semanales de acupuntura siguiendo diagnóstico que indicaba deficiencia en los meridianos ID, Tc y P. Los dolores disminuyeron y los nódulos rebajaron su tamaño, pero la terapia resultaba muy dolorosa, por ello  le propuse probar la aplicación de ventosas, buscando oxigenar la zona, vascularizarla y despegar las fascias. El objetivo era conseguir mayor movilidad de la mano y mayor apertura.
Tras la primera sesión me refirió una importante mejora tanto en el dolor como en la movilidad, tras varias sesiones la apertura de la mano es total.
En la actualidad, seguimos el  tratamiento combinando acupuntura, reflexología y tratamiento con ventosas, para lograr el equilibrio integral de la persona, aquejada además de fibriomialgia. 


                                                      
             


_____________________________________________________________________

Si te ha gustado esta entrada y quieres venir a conocernos, estamos en  Carabanchel, C/ Tucán 7,<M> Vistalegre. Somos especialistas en reflexología podal, masaje antiestrés, masaje Kobido, acupuntura, auriculoterapia, y otros.

¿Están preparadas tus defensas para el invierno?

La vuelta al cole, al trabajo, al gimnasio, en definitiva a la rutina después del verano, conlleva un esfuerzo importante para nuestro org...