Colón irritable, tratamiento natural.

Hoy quiero hablaros de la incomoda afección del colon irritable, también conocida como Síndrome de Intestino Irritable, una enfermedad cada vez más común y que sobre todo afecta a mujeres.

Esta afección altera el funcionamiento del intestino grueso causando fuertes cólicos abdominales y alteración en la frecuencia  y consistencia de la deposición.

Sus causas son desconocidas, pero lo más aceptado hasta el momento es que se debe a causas psicológicas, existiendo alteraciones como la gastroenteritis, intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales o factores genéticos que también intervienen en su desarrollo.

Para estos casos lo más importante es la prevención a través de una dieta adecuada, como siempre seguir nuestra dieta mediterránea sería lo más apropiado, baja en grasas y rica en fibra y proteínas, reducir la ingesta de alimentos que provocan gases (col, legumbres, frutos secos), beber mucha agua para mantener hidratado el intestino es muy importante, sobre todo si predomina el estreñimiento así como masticar bien y comer con tranquilidad, hay que evitar usar en exceso especias, café, el alcohol, las sopas de sobre, las bebidas gaseosas, el tabaco o la bollería.

Es importante mantener un horario para las comidas, así como para ir la baño, hacer ejercicio a diario, mínimo 30 minutos, solo caminar a buen ritmo, es suficiente y evitar situaciones de estrés.

Es una enfermedad que una vez diagnosticada puede ser controlada con una dieta adecuada o medicación que su médico aconseje.

Las terapias naturales más recomendables para esta afección son reflexología podal, acupuntura, masaje anti-estrés, shiatsu o la hipnoterapia.

También puedes ayudarte de remedios naturales que limpien el colon y alivien los síntomas, como la infusión de menta y manzanilla, (desayuno y media hora antes de cada comida), o la infusión de espino blanco, lúpulo y azahar, mezclar las tres plantas y hacer la infusión con una cucharada de la mezcla (tomar dos veces al día).

El cardo mariano, es un protector del hígado y además ayuda a su regeneración.

El té de jengibre puede ser también un gran aliado para tratar problemas digestivos y es idóneo para el tratamiento del colon irritable.  Puedes prepararlo con media cucharadita de jengibre rallado sobre una taza de agua hirviendo y dejándolo reposar  diez minutos.

Masaje abdominal con aceite esencial de manzanilla, calmará el dolor abdominal y relajará la musculatura del estomago e intestino.

No dejes que los malestares de esta dolencia limiten tu vida, puedes recuperar tu salud de forma natural.

  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestras Emociones a través de nuestros pies

Beneficios del masaje Kobido.

Alimentos tóxicos.