martes, 9 de junio de 2015

Problemas emocionales y Medicina China




Muchos son los que piensan que la Medicina China ignora los problemas emocionales, pero no es así, y hoy pretendo acercaros a la visión de los trastornos psicoemocionales desde la Medicina China, en otras ocasiones ya he hablado en este blog de los efectos de las emociones en el organismo y he apuntado algún conocimiento.


Primero contaros que la Medicina China contempla que el cuerpo es uno y que la mente es inseparable de él, por ello, los problemas físicos afectaran a las emociones y éstas a su vez al cuerpo.


En MC existen 5 emociones, alegría, ira, preocupación, tristeza y miedo, cada una se relaciona con un órgano.



La MC para diagnosticar tiene en cuenta:

El Shen, o conciencia organizadora, entendido como conjunto de funciones físicas y espirituales que cada uno tenemos para comunicarnos o adaptarnos al entorno. Su órgano asociado es el corazón y su reino el Fuego.


        Si está en equilibrio, tenemos serenidad de corazón y mente clara.

        Si está en plenitud, tenemos euforia incontrolable, incoherencia, confusión.
        Si está en vacío, mostramos timidez y depresión, queja continua, etc.


El Po, es el alma corpórea, alberga en Pulmón, su reino es el Metal, y su emoción es la tristeza, tiene que ver con el apego inconsciente al cuerpo, los instintos, la supervivencia.



       Si está en equilibrio, nos mantiene alertas para que cuidemos nuestra salud, hace que nos alimentemos bien y nos cuidemos.

        Si está en plenitud, existe miedo por el futuro y nos volvemos obsesivos.
        Si está en vacío, provoca desinterés por la supervivencia.


El Yi, su órgano es el Bazo, se relaciona con el pensamiento y la memoria, su emoción es la preocupación, y su reino es la Tierra. Su función es recoger las experiencias, ordenarlas y obtener la información para cuando sea necesario utilizarla.



       Si está en equilibrio, el aprendizaje es fácil, se habla con claridad, se memoriza fácilmente.

       Si está en plenitud, provoca negatividad, recuerdos que no nos dejan en paz, nos volvemos obsesivos.
       Si está en vacío, hace que cueste aprender, entender los conceptos y la memoria se vuelve floja.


El Hun, su órgano es el hígado, y su reino Madera, se le llama el generador de proyectos, origina la energía para acometer los proyectos, deseos, sueños. Controla la imaginación por lo que es muy importante para la creatividad y elaboración de estrategias, vinculado a las pasiones.



     Si está en equilibrio, somos entusiastas, con gran imaginación, se desarrollaran proyectos, etc.

     Si está  en plenitud, provoca sueños intensos, pesadilla, proyectos incoherentes, imaginación desenfrenada y sin sentido.
     Si está en vacio, hay falta de pasión e interés, falta ilusión y deseo y decae la capacidad de realizar nuevos proyectos.


El Zhin, su órgano es el riñón, y su reino el Agua, se relaciona con la voluntad, es la parte que reafirma el yo de la persona, su personalidad, y su emoción es el miedo.



     Si está en equilibrio, somos capaces, prudentes y exitosos en nuestros proyectos.

     Si está en plenitud, nos volvemos tiránicos, autoritarios y obstinados.
     Si está en vacío, estamos desanimados, indecisos, con miedo y sin autoestima.


De todo lo anterior se desprende que hay una total integración entre la mente y el cuerpo que uno no puede ir sin el otro.



La acupuntura, la dieta, la fitoterapia china, practicas como el yoga, la reflexología podal, se pueden combinar para el tratamiento de los problemas emocionales (ansiedad, estrés, confusión, depresión, etc. ).





Bibliografía: Diagnóstico Oriental de las emociones. Arturo Valenzuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario