martes, 25 de noviembre de 2014

El zinc, imprescindible en la alimentación.



¿Sabías que si te falta zinc puedes padecer múltiples problemas?, y todos ellos subsanables a través de una correcta alimentación. Problemas como: caída de cabello o tenerlo débil, tus uñas se verán débiles y con manchas blancas, tu piel no cicatrizará bien y puedes tener dermatitis, psoriasis, acné,alergias, los niños pueden tener problemas de crecimiento, mala  visión (cataratas degeneración macular); impotencia o problemas reproductivos, irregularidades menstruales, puedes tener problemas del sistema nervioso que te provoquen depresión, hiperactividad, o lento desarrollo intelectual en los niños, se puede presentar pérdida de apetito, anemia, infecciones frecuentes, fatiga y cansancio.

El déficit de zinc en nuestra dieta se debe principalmente a no tomar suficientes proteínas y alimentos ricos en zinc, el embarazo, diabetes, alcoholismo e insuficiencia renal.

El zinc es un mineral imprescindible para realizar la digestión, la reproducción o el crecimiento, y está presente en alimentos como las  ostras, almejas, el germen de trigo, carne roja, avellanas  y otros alimentos.

Os dejo una tabla en la que se refleja los alimentos en los que está presente el zinc para que los tengáis en cuenta en vuesta alimentación.



Alimento
Zinc (mg/100g)
Ostras frescas
45-75
Almejas
21
Germén de trigo
13-16
Nueces de Brasil
7
Carne Roja
4,5-8,5
Queso Parmesano
4
Guisantes Secos
4
Avellanas
3,5
Yema de huevo
3,5
Cacahuetes
3
Sardinas
3
Pollo
2,85
Nueces
2,25
Pan integral
1,65
Garbanzos
1,4
Gambas o langostinos
1,15
Huevo entero
1,1
Leche
0,75
 

lunes, 17 de noviembre de 2014

La importancia de la fibra en nuestra dieta.



Hasta hace poco tiempo, la fibra se la consideraba solo útil en casos de estreñimiento, pero actualmente se la tiene en más alta estima y se le ha dado su justo lugar en nuestra dieta por sus múltiples beneficios, ya que no es solo útil para casos de tránsito intestinal sino que ayuda a prevenir o reducir enfermedades a corto y largo plazo.

La fibra forma parte de nuestra alimentación, la ingerimos cuando comemos verduras, frutas, cereales, y legumbres.

Lo más importante de la fibra es que no puede ser digerida por el estomago, pero el intestino con las bacterias de la flora intestinal la descomponen en diferentes sustancias que nuestro organismo utiliza para la nutrición.

La fibra tiene efecto prebiótico ya que mantiene la salud de la flora bacteriana del intestino evitando así el desarrollo de bacterias patógenas en el intestino grueso.
 
Hoy se nos recomienda tomar diariamente entre 25 y 30 gramos diarios, no es bueno que la cantidad sea menor pero pasarse de ella tampoco es bueno. 

No es complicado llegar a dicha cantidad, equivaldría a tomar tres o cuatro rebanadas de pan integrar, una ración de cereales como avena, o trigo sarraceno en el desayuno, dos raciones de verduras crudas o poco cocinadas, 3 piezas de fruta fresca, o 50g de  legumbres. 

El equilibrio como en todo debe de ser la base de nuestra alimentación si la fibra que tomamos es poca estaremos en riesgo de padecer estreñimiento, hemorroides, divertículos intestinales, y otras enfermedades por no eliminar los frecuencia las toxinas del organismo y si nos excedemos la absorción de minerales o vitaminas como el calcio, el hierro o en zinc podrían verse afectados.

Así que como véis son muchos los beneficios de no olvidar la fibra en nuestra alimentación.

_________________________________________________________________________________

Si te ha gustado esta entrada y quieres venir a conocernos, estamos en Carabanchel, C/ Tucán 7. Somos especialistas en reflexología podal, masaje antiestrés, masaje Kobido, acupuntura, auriculoterapia, y otros.


domingo, 9 de noviembre de 2014

Adelgazar: reduce tu consumo de azúcar

Si deseas adelgazar, o mantenerte en el tu peso porque te encuentras bien, ten en cuenta el consumo que haces de azúcar, no solo pienses en el que añades al café o al yogurt, porque hay muchos productos que contienen azúcar y no somos consciente de ello, como pueden ser los refrescos o zumos  envasados, que pueden llegar a contenera hasta 6 cucharadas de azúcar por lata, o las salsas industriales (ketchup, mahonesas, tomate frito...), alimentos precocinados, pan de molde, cereales del desayuno, es muy importante que que nos fijemos en las etiquetas (fructosa, dextrosa, glucosa, o maltosa) y las melazas y jarabes son todos azúcares.

Es importante para nuestra salud, no solo para mantener o perder peso, ya que hay estudios que han demostrado que el consumo excesivo de azúcar aumenta el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, enfermedades cardiovasculares, descalcificación de huesos e incluso alguno tipo de cáncer.  

La razón por la que los azúcares son perjudiciales es que aumentan la glucosa en sangre fruscamente y el páncreas produce para su asimilación gran cantidad de insulina, y cuando es excesiva el propio páncreas ordena convertir la glucosa en grasa. Si además el azúcar que ingerimos es de absorción rápida (refrescos, chuches, lácteos, zumos, miel, frutos secos, frutas...), pronto abandona el torrente sanguíneo y nos sentimos decaidos y comemos más para compensar, sufriendo hipoglucemias constantes que sobre esfuerzan el páncreas.

Sustituir éstos azúcares por refrescos caseros o zumos naturales endulzados con estevia, tomar mas alimentos frescos y de temporada, elaborar tus propias salsas y tus dulces, y vigila las etiquetas, si ves que el indice glucémico(IG) es inferior a 55, es que es bajo, su absorción es mas lenta y no tendrás hambre enseguida, entre 55 y 70, es medio y si es mayor de 70, es que es elevado. Hay que tener en cuenta que cuanto más cocinado es un alimento más aumenta su IG (pastas y patatas), o su contenido en fibra, a mayor cantidad, menor IG, y también varia si es un producto fresco o cocinado.