Alimentos contra la tos

Por fin parece que llega el frío y como es una época propicia para sufrir alguna enfermedad del aparato respiratorio, quiero dedicar unas letras a algunos medios que tenemos a mano para aliviar los síntomas tan molestos como la tos.

La tos no es un síntoma malo, sino un mecanismo de nuestro organismo para defenderse y ayudar a los bronquios a expulsar las mucosidades.

En todas las cocinas tenemos múltiples alimentos  que fortalecen las defensas y ayudan a vencer virus y bacterias que causan enfermedades respiratorias.

La cebolla por ejemplo, es un antioxidante muy potente, tomar media al día previene coágulos, combate el asma, la bronquitis, la diabetes y la arteriosclerosis. Seguramente muchos os estéis acordando ahora de vuestras abuelas o mamás que cuando tenías tos por la noche, partían una cebolla y os la ponían cerca de la cama, esto se debe a que los aromas de sus compuestos azufrados ejercen una acción antiespasmódicas, sedante, antibiótica, mucolítica, broncodilatadora y expectorante. Otro remedio muy útil, es trocear una cebolla e introducirla en medio litro de agua hirviendo y dejarla 5 minutos, colarla y aplicar en un paño sobre el pecho hasta que enfríe, dilatará los bronquios y ayudará a éstos a eliminar mucosidad.

La miel, es un alimento antiséptico, calmante y bactericida, que ayuda a nuestro sistema inmunológico a estar fuerte y además da energía para evitar el decaimiento.

Además de aprovechar vegetales de temporada con propiedades muy beneficiosas, como el ajo, o el puerro, que tienen propiedades mucoíticas y antisépticas, es preferible tomarlos crudos o muy poco cocinados; la borraja que suaviza y desinflama las mucosas respiratorias, hervida con su caldo es muy beneficiosa; las coles o el perejíl por su contenido en vitamina C, la zanahoria por su contenido en vitamina A y su contenido en betacarotenos; por su contenido en vitamina C existen múltiples frutas de esta época, limón, naranja, pomelo, kiwis, higos secos.

Lo que os voy a contar ahora os va a encantar a los amantes del chocolate, ya que se ha descubierto que uno de sus componentes, la teobrina, reduce la tos, llegando a ser este componente una efectividad superior al 33% respecto a la codeína. Así que ya sabéis un trocito de chocolate negro, puede aliviaros un ataque de tos.

No olvidemos el agua ya que ésta nos ayuda a mantener la hidratación de manera que la expulsión de mucosidad sea más fácil. Debemos tomar suficiente líquido en forma de agua, infusiones (jengibre con miel y limón) o zumos y sopas (de ajo, de cebolla),  durante procesos de enfermedades respiratorias.


Así que acordaros que en nuestra cocina tenemos mas de uno de estos alimentos que nos ayudan cuando estamos resfriados o acatarrados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestras Emociones a través de nuestros pies

Beneficios del masaje Kobido.

Alimentos tóxicos.