martes, 28 de enero de 2014

Retención de líquidos ¿Por qué?


¿Has sentido alguna vez los pies, las manos o las piernas hinchadas? Una de las causas de ese fenómeno es la retención de líquidos, pero también puede producirse por mala circulación, entre otras causas.



La retención de líquidos es la acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo cuando el sistema linfático no funciona correctamente.
Es una de las causas de aumento de peso. Pueden ocurrir tanto por el estilo de vida (sedentarismo), como por fluctuaciones hormonales (embarazo, menopausia, menstruación), desequilibrio en la ingesta de líquidos o enfermedades importantes (cirrosis, insuficiencia cardíaca, hipertensión arterial, cáncer, desnutrición, etc.), tomar medicamentos como anticonceptivos, corticoides o antiinflamatorios, también afectan a la retención de líquidos.
La retención de líquidos puede prevenirse a través de la alimentación, evitar los alimentos con mucha cantidad de sal (las anchoas, embutidos, aceitunas, pastillas de caldo) porque la sal favorece la acumulación de líquidos en el organismo, usar para como aderezo hierbas aromáticas, vinagre, limón, cebolla, ajo. Tampoco conviene tomar grasas saturadas, puesto que hacen que la sangre sea menos líquida.
Comer  vegetales como lechuga, tomate, zanahoria... tanto en la comida como en la cena ayudarán a no retener líquidos. Contienen mucho potasio, sustancia que ayuda a eliminar los líquidos a través del riñón.
Comer legumbres, muy ricas en potasio y pobres en sodio, e infusiones de cola de caballo, jengibre, hoja de olivo o enebro. Estas infusiones son un diurético natural  que ayuda a eliminar el líquido, además de aportar potasio.
Algunas frutas y verduras frescas le brindan al organismo la capacidad de poder disminuir las toxinas en el organismo y además ayudan al hígado a poder metabolizar de mejor manera las grasas, como es el caso de las alcachofas, que estimulan la actividad del hígado favoreciendo al metabolismo, contienen un alto nivel de fibras, y combate el estreñimiento.
Es importante incorporar  frutas frescas a la dieta cotidiana, en este caso se destacan las manzanas, estas reducen el colesterol y combaten la obesidad, por su alto contenido en potasio es recomendable el plátano.
El repollo es una verdura excelente que funciona como protector de las venas y capilares, combate la mala circulación y es desintoxicante, es mejor consumirlo crudo para poder aprovechar al máximo de sus propiedades.
Entre otras verduras cabe destacar a la achicoria, esta depura el hígado y purifica la sangre, y funciona como un potente antioxidante para el cuerpo. Y la espinaca es una muy buena fuente de fibra, produce saciedad, ayuda a la circulación sanguínea, y previene la  celulitis.
Tomar Té verde, tonifica y estimula la producción de adrenalina, y limita la absorción de calorías. Añadir perejil fresco en nuestras comidas es un hábito muy sano, ya que es un buen depurativo de la sangre, favorece la circulación de la sangre y por su alto contenido de vitamina C actúa como un muy buen antioxidante, y como desintoxicante.
El diente de león es una de las plantas que tiene más poder para eliminar agua sobrante del organismo. Tomar una taza de decocción durante 1/4 de hora de un puñado de hojas y raíces secas en litro y medio de agua antes de cada comida, o bien en ensalada de hojas frescas.
Como norma tomar alimentos ricos en potasio y tomar los bajos en sodio (manzanas, las peras o las cerezas, cereales como el arroz o la avena, patata, soja y las legumbres).
Hacer ejercicio de forma regular y adecuado a la edad.
Es importante beber agua (aproximadamente dos litros al día) y preferiblemente fuera de las comidas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario