lunes, 11 de noviembre de 2013

Adiós al asma.

Hoy quiero contaros mi experiencia personal con las terapias complementarias, para empezar con una serie de artículos en las que os contaré mis experiencia con otros pacientes.

Hace ya algunos años, en mi adolescencia, y ya han pasado unos cuantos, yo tenía un sobrepeso importante, y a esa edad, mi complejo y mi situación emocional, llevó a mi madre a acudir a los servicios de un acupuntor que le recomendó una amistad.

Y allí acudimos, este terapeuta me trató con auriculoterapia, homeopatía y dieta, finalmente después de 1 año de tratamiento el resultado fue una pérdida de peso entre 12 y 14 kilos que no he recuperado, que es lo más importante.

Esta fue una de las razones por las que me animé a estudiar y formarme en estas medicina, aparte de otras más.

Durante mi formación  aprovechando que teníamos que practicar entre nosotros le pedí a uno de mis compañeros que me aplicara el tratamiento para el asma y la alergia, hay que probar en uno mismo los resultados para saber si es efectivo, ¿no?, aunque si bien es cierto que a unas personas les es mas efectivo que otras, os contaré que para mi sorpresa la primavera la pasé sin tomar los antihistamíniscos, que si alguno los habéis tenido que tomar sabréis que te dan un sueño horroroso, y en cuanto al asma os contaré que para mi sorpresa y la de mi familia, este verano, ante la insistencia de mi marido, probé a correr, no sin dudas, llegué el primer día a correr 5 km, sin crisis, ¡no me lo podía creer!, claro que de las agujetas no me libró nadie, el segundo día corrí 11 km, me llevo casi tres horas, pero tampoco me dio ninguna crisis, ni tan siquiera algo de fatiga, sin uso del dichoso Ventolin, realmente estaba sorprendida y muy contenta,  imaginaros desde la infancia dependiendo de los medicamentos y temiendo tener que correr a coger el bus porque te daba el asma y lo mismo no llevabas el Ventolin en el bolso.

La acupuntura realmente funciona con esta dolencia, y yo soy buena prueba de ello, por sus buenos resultado estoy realizando también tratamiento a mi hijo, tiene 9 años, y sufre de asma y alergia desde los 3 años, y os puedo contar, que empecé a tratarle con reflexología podal, que fue la primera terapia que aprendí y después con acupuntura, usando imanes en vez de agujas, (por supuesto no iba a dejarse tratar con agujas) y el resultado es asombroso, si bien aun no le han dado de alta, la mejoría ha sido espectacular, os contaré que de pasar los inviernos por el hospital de urgencias hasta 3 veces al mes a no acudir ninguna vez este último invierno, no ha tenido mas que una crisis y su duración ha sido infinitamente más corta que en otras ocasiones,  tampoco ha tenido necesidad de usar los antihistamínicos y la dermatitis asociada al asma ha desaparecido.

Os animo a buscar atención con acupuntura si padecéis esta dolencia o conocéis a alguien con ella,  su calidad de vida mejorará sustancialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario